No más SOPA

Posts tagged Obama

19 notes &

“No es nada personal, son sólo negocios”

En El Padrino, uno de los íconos del cine norteamericano, las 4 familias que controlaban la mafia aparte de los Corleone siempre recurrían a Don Vito cuando estaban en problemas. Los Corleone no eran necesariamente los más fuertes: tenían negocios ilegales, dinero y matones, como los otros, pero también el poder político, algo que los demás no. Vito Corleone controlaba jueces, senadores y policías de todos las segregaciones: judíos, irlandeses, italoamericanos, lo que fuese. Manejaba algo que los demás no podían comprar con su dinero y por eso buscaban su beneplácito cuando las cosas se ponían feas.

La Revolución Industrial, un invento europeo, convirtió a Estados Unidos en la potencia que es hoy en día. Gracias al apoyo que ha dado EEUU al desarrollo sus empresas, en todos los países hay automóviles GM o Ford, zapatos Nike, Coca Cola o Pepsi, una computadora con Windows o Lion. La salud de ese país se basa en la salud de sus compañías. Con el dinero que estas dejan en impuestos, se ha logrado el desarrollo científico, social y militar de esa nación.

Estados Unidos hace cualquier cosa para proteger a sus empresas, que es protegerse a sí mismo. Si no lo creen, pregúntele a los iraquíes que aún no saben si vivían junto a armas de destrucción masiva pero ahora si saben que tienen un McDonalds en la esquina. El Congreso norteamericano tradicionalmente ha hecho lo que le han pedido sus empresas, porque básicamente, esos congresistas llegaron allí gracias a ellas.

El debate de la piratería en internet es tan viejo como el internet. Siempre hubo amagues de querer regular los derechos, pero de pronto todos se vieron afectados. Unos vendían menos discos, otros bajaban su rating en tv. Unos veían como sus películas estaban colgadas en torrents y otros vieron cómo se alentaba a comprar medicinas sin prescripción en otros países. De repente ya no había que pagar una cantidad enorme de dinero para instalar el Photoshop ni tampoco para comprar un libro. Uno de ellos se molestó y llamó al resto. “Cuando uno de mis amigos se crea enemigos, yo los convierto en mis enemigos, y a ese le temen” era la frase de cabecera de Don Corleone. De un lado se unieron estos, y del otro lado el resto, incluido nosotros.

La Ley SOPA fue propuesta por un grupo de empresas que de solo ver sus nombres hacen arder los ojos (http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_organizations_that_support_the_Stop_Online_Piracy_Act). Allí están las principales farmacéuticas, productoras de contenido, ligas deportivas, distribuidores de software, fabricantes de cosméticos, líneas de tarjeta de crédito y pare usted de contar. Un grueso sector de las empresas que han ayudado a Estados Unidos a mantener su poder durante la segunda mitad del siglo pasado. Ni Facebook, ni Twitter ni Google han hecho más grande a ese país de lo que era. De hecho, sin que sea su culpa, Estados Unidos ha perdido fuerza en el panorama mundial en los últimos años. Sigue siendo la principal potencia del mundo, pero, en un símil futbolístico, no es el F.C. Barcelona de los países como lo era comenzando los 90s.

La sociedad norteamericana aprecia al nuevo cuño de millonarios del internet, que ahora protestan contra la SOPA. Son nerds, bien vestidos y simpáticos. Son fruto de su sistema de educación y la representación viva del american dream. Salen en las portadas de las revistas y les hacen películas donde lucen adorables. Obama diseño su campaña presidencial junto a emprendedores del internet y se convirtió en el primer presidente 2.0, luego se olvidó de ellos. El mundo los ama, tienen el dinero por castigo, pero su poder político es cero.

En El Padrino II, los congresistas acudieron a la primera comunión del hijo de Michael Corleone. La semana pasada, Mark Zuckerberg estuvo de vacaciones con sus amigos en Uruguay, hecho suficientemente cubierto por la prensa rosa. El mayor del grupo tenía 32 años, ninguno de ellos era político. Zuckerberg no tiene amigos que corten el bacalao.

Por mucho apagón programado y mucha protesta anunciada, creo que es inevitable que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (donde hay 242 congresistas republicanos contra 193 demócratas) eche para adelante este proyecto de ley, que no es más que proteger los ingresos de las empresas que tradicionalmente han financiado el desarrollo norteamericano.

Todos tendremos que aprender a convivir con la SOPA, tal como hacia Mafalda aunque no le gustase. El principal shock será cultural, porque estamos acostumbrados a conseguir todo gratis en internet. Cuando Digitel trajo el SMS a Venezuela se advirtió que en un futuro serían pagos. El período de prueba gratuito duró solamente 3 meses. La gente comenzó a pagar por enviar mensajes de texto porque de antemano sabían que en algún momento tendrían que hacerlo. Al pasar los años aparecieron otras formas de mensajería gratuita a través de celular, pero todos siguen sabiendo que hay que pagar por los SMS y nadie se ha planteado boicotear eso. Es un tema cultural: tú sabes que hay formas gratuitas de enviar mensajes, pero por los SMS hay que pagar ¿Cómo sería el mundo si nos cobrasen por cada email enviado? Nadie lo aceptaría, pero si aceptan pagar por enviar SMS.

Dudo que todos estos que están detrás de la ley SOPA no simpaticen con la evolución que ha significado la forma de compartir el contenido en internet. Bill Gates y el finado Steve Jobs, parte del grupo de apoyo, mimaban en público a Zuckeberg y Larry Page, quienes hoy están en el otro bando. “Amistad y dinero… agua y aceite” decía Michael Corleone. Su padre fue más agudo “No es nada personal, son solo negocios”.  Cuando se toca el bolsillo de alguien, el cariño y admiración pasan a un segundo plano. 

Por Rufi Guerrero @Rufian

Filed under Sopa Internet Censura Piratería Obama